martes, 9 de septiembre de 2008

Los pajaros se van


Mi amigo Javier Roiz, cántabro, que ha tomado de Dios la silueta de Alfred Hitchcock, sacrosanta, gozaría al ver como en Kaunas, al caer la tarde, algunos pájaros se fugan a fincas más cálidas. Con rumbo opuesto y viento a favor, el picacho apuntando al sur cada día vuelan menos, ya quedan pocos, pronto, cuando acabe el otoño, no habrá ninguno. Mi tío Marcelino, ornitólogo y aficionado a la caza menor, cree que son cornejas, yo también. Las envidio a veces: volamos al revés, viento en contra, rumbo al norte y no viajamos en bandadas. Hemos aprendido a no hacerlo y a gastar media hora, cada día, visitando los puentes que nos unen al mundo: blog, facebook, tuenti, Messenger, Hotmail, skype ¡Va! Preferiría ser una corneja, un ave rapaz. Yo soy humano, incapaz


















3 comentarios:

havie dijo...

No fallas cuando dices que me encantaría. De hecho ya me encanta. Sólo espero que cuando vaya, que será pronto, lo sigan haciendo y no decidan emigrar a otro estado soviético, en el que probablemente instalarán una web para seguir segundo a segundo la vida durmiente de estos pájaros y su repentino despertar.
Me encanta tu faceta de fotógrafo, por cierto. El reportaje de Vilna es precioso.

havie dijo...

Tengo noticias nuevas sobre los retretes. Hay dos tipos:
a) Retrete clásico de toda la vida. Una baza con tapa, cisterna. Bastante limpio
b) (Sé que esta te va a gustar) Son 3. Se suponen que están destinados a los hombres. Se compone de un agujero en el suelo y dos poyetes para apoyar los pies. El resto lo dejo a tu imaginación.

Pájaro Absorbente dijo...

Sinceras son mis ganas de ir a veros. Mas que por veros, por dar un paseo por la Calle Corrida sin que se me haga corto y encontrarme a profesores hipócritas. No, en serio, nunca se nada, y ahora menos sobre mi futuro...bueno si solo una cosa.. va a ser bueno.. y os promero q voy a hacer todo lo posible por aparecer en Kaunas un dia.Ah, e intentare avisar unos dias antes, no obstante ya te he dicho que esta muy muy complicado. Besos virtuales.